Constelación Phoenix

 

Con 469 grados cuadrados, el Fénix (lat. Phoenix) se extiende de manera relativamente débil en el hemisferio sur. Solo su estrella principal Ankaa es más brillante que la tercera magnitud. La constelación lleva el nombre del pájaro místico que se quema y resucita de sus propias cenizas. En la mitología egipcia, fue el pájaro que se sentó en el montículo primigenio durante la creación del mundo y fue identificado como el Dios del Sol.

Como detectar Phoenix

En invierno, se puede ver la constelación de Phoenix entre las constelaciones Horno, Grulla, Tucán, Escultor y Erídano. La disposición de las estrellas se puede interpretar como la forma de un pájaro volador.

Historia

A fines del siglo XVI, una flota holandesa viajó a las legendarias Islas de las Especias para crear nuevas relaciones comerciales. Bajo el capitán Keyser, midieron las posiciones de 135 estrellas durante este viaje, que luego fueron incluidas por Peter Plancius en sus mapas del cielo. De estos reconoció doce nuevas constelaciones, incluyendo "Den voghel Fenicx". Unos años más tarde, la constelación se registró como "Phoenix" en el nuevo altlas del cielo.